Muro de mildrey perez (mildrey22) - CubaRed.com - La Red Social cubana
Portada
Usuarios
Muro
Público
Grupos
Fotos
Anuncios
SMS
Gratis

(mildrey22)
28 puntos
   
mildrey perez
Miembro desde 07 Nov. 2014
(hace 1,937 días)
Fotos (21) Enviarle un mensaje

Último acceso
  hace 1,252 días

De Cuba
  Personas también de aquí

Vive en Santo Domingo, Villa Clara, Cuba
  Buscar personas cerca

Información Personal
. Nació el 05 Jul. 1977
  (42 años)
. Femenino

Sus amigos
  Ver todos 188
 

Sus fotos
  Ver albunes 2

Actividad  
  Sus comentarios 1

Grupos 2


me gusta la musica


Para escribir en este muro debes solicitar su amistad.
Yuniel.R
06 Jul. 2016 (hace 1,330 días)
Escribe algo...
Me gusta
le gusta esto
 
Comentar
mildrey22
09 May. 2016 (hace 1,388 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
tribilin Linda foto corazón lindo.
26 Nov. 2019 (hace 92 días)
Comentar
mildrey22
26 Abr. 2016 (hace 1,401 días)
Una Chica le preguntó a su Chico: ?..Crées que soy bonita???

El dijo que?. no? Entonces la chica sonrió pensando que sólo se burlaba de ella?

Luego le volvió a preguntar:

¿Quiéres estar conmigo siempre????

El chico volvió a decir que no? pero esta vez con voz seria y la vista fija hacia ella?

La chica dio un pequeño suspiro tratando de pensar que todo era una broma cruel?

Así que finalmente le preguntó:?.Y si yo me marcharía lejos de ti, llorarías por mí ??????

El dijo?No?

Ella había escuchado suficiente?. No quería escuchar esas cosas aunque sólo sean de broma?.

Dio media vuelta y comenzó a caminar mientras las lágrimas comenzaron a caer.

El muchacho entonces corrió tras ella?la jaló de un brazo y le contestó:

Tu no eres linda, eres hermosa!!!!!

No quiero estar contigo por siempre? Yo NECESITO estar contigo por siempre!

Y si te vas no lloraría, simplemente? moriría.
Autor desconocido.

El amor verdadero va mucho más allá de la visión humana y de los sentimientos cambiabl
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22
22 Abr. 2016 (hace 1,405 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
jernesto
19 Abr. 2016 (hace 1,408 días)
uno de mis deleites favoritos es escuchar música
Me gusta
 
Comentar
mildrey22
19 Abr. 2016 (hace 1,408 días)
Los hombres SON :

Como el café: dulces, fuertes y calientes.

Como las palomas: cuando pueden te cagan la vida y se van.

Como los libros infantiles: puro cuento.

Como los músicos: vienen, tocan y se van.

Pero no te preocupes que también son: como los autobuses: pierdes uno y viene el otro.
Me gusta
le gusta esto
 
Comentar
mildrey22
18 Abr. 2016 (hace 1,409 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22 en el muro público
06 Abr. 2016 (hace 1,421 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22 en el muro público
06 Abr. 2016 (hace 1,421 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22 en el muro público
06 Abr. 2016 (hace 1,421 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22 en el muro público
06 Abr. 2016 (hace 1,421 días)
Escribe algo...
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22
05 Abr. 2016 (hace 1,422 días)
Estaban hablando el alcalde y el maestro del pueblo en la taberna:
Alcalde: Hoy viene el nuevo párroco.
Maestro: ¿Y le va ud. a avisar de la costumbre que tienen las mujeres de decir "tropezar" en vez de "cometer adulterio"?.
Alcalde: No, ya se enterará él solito.
El párroco empieza a confesar ese mismo día:
? Avemaria Purísima.
? Sin pecado concebida. A ver, hija, ¿Qué te pasa?.
? Padre, confieso que he tropezado.
? Pero hija, eso no es pecado. Anda vete.
Así una tras otra todas las mujeres del pueblo.

El párroco termina las confesiones, va a la taberna y entabla el siguiente dialogo con el alcalde:
Padre: Señor alcalde, a ver si intenta reparar un poco las calles del pueblo, que las mujeres no hacen más que tropezar.
Alcalde: Ja, ja, ja, usted no se entera de nada.

Padre: Pues no sé de qué se ríe, si su mujer es la que mas tropieza.
Me gusta
le gusta esto
 
Comentar
mildrey22
05 Abr. 2016 (hace 1,422 días)
Un rey recibió como obsequio dos pichones de halcón y los entregó al maestro de cetrería para que los entrenara. Pasados unos meses, el instructor le comunicó que uno de los halcones estaba perfectamente educado, pero que no sabía qué le sucedía al otro: no se había movido de la rama desde el día de su llegada a palacio, e incluso había que llevarle el alimento hasta allí.

El rey mandó a llamar a curanderos y sanadores de todo tipo, pero nadie pudo hacer volar al ave. Encargó entonces la misión a miembros de la corte, pero nada sucedió; por la ventana de sus habitaciones, el monarca veía que el pájaro continuaba inmóvil. Publicó por fin un bando entre sus súbditos solicitando ayuda, y a la mañana siguiente vio al halcón volar ágilmente por los jardines.

? Traedme al autor de ese milagro -dijo.

Enseguida le presentaron a un campesino.

? ¿Tú hiciste volar al halcón? ¿Cómo lo lograste? ¿Eres mago, acaso?

Entre feliz e intimidado, el hombrecito explicó:

? No fue difícil, Su Alteza: sólo corté la rama. El pájaro se dio cuenta de que tenía alas y se lanzó a volar.

Así como los seres humanos. Estamos atados al pasado y al presente porque no nos hemos dado cuenta de que tenemos el poder de volar y buscar nuestro verdadero destino.

Algunos tienen el privilegio de que algún acontecimiento rompa la rama de la costumbre, de la seguridad. Sólo entonces se dan cuenta de que son superiores a las circunstancias.

En muchas ocasiones lo tenemos todo y no logramos vivir plenamente; quizá es necesario que alguien nos corte la rama para que podamos arriesgarnos al vuelo. A veces las cosas inesperadas y que en principio parecen negativas son verdaderas bendiciones.
Me gusta
le gusta esto
 
Comentar
mildrey22
28 Mar. 2016 (hace 1,430 días)
Piensa en las cosas que te hacen feliz,
no en lo que te entristece.
Medita en la bondad del alma humana,
no en los vicios que la envilecen.

Considera las cosas buenas de que gozas;
no repares en las privaciones.
Admira las virtudes de tus amigos;
hazte el ciego a sus limitaciones.

pp-bueno28cTen en cuenta lo que rinden tus negocios
en lugar de lamentarte de tus pérdidas.
Considera lo bueno que se habla de ti;
desoye agravios e impertinencias.

Da gracias por los días de salud y ventura
en vez de amargarte por los reveses.
Alégrate de la vida y la luz del sol;
no te quejes cada vez que llueve.

Llena de esperanza tus pensamientos;
desecha la duda en torno al futuro.
Mira cuántos tesoros has encontrado;
olvida los que quedaron ocultos.

Preocúpate por el servicio que prestas,
y no por lo que mejor te acomoda.
Piensa en la felicidad ajena;
¡así será como hallarás la propia!

«Por lo demás, hermanos,
todo lo que es verdadero,
todo lo honesto,
todo lo justo,
todo lo amable,
todo lo que es de buen nombre;
si hay virtud alguna,
si algo digno de alabanza,
en esto pensad.»
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22
24 Mar. 2016 (hace 1,434 días)
Me gusta
les gusta esto
 
mariachi q belleza
05 Jul. 2019 (hace 236 días)
tribilin Linda foto corazón.
26 Nov. 2019 (hace 92 días)
Comentar
mildrey22
24 Mar. 2016 (hace 1,434 días)
Me gusta
y a 2 usuarios más
les gusta esto
 
tribilin Muy bella amor.
26 Nov. 2019 (hace 92 días)
Comentar
mildrey22
24 Mar. 2016 (hace 1,434 días)
Me gusta
les gusta esto
 
tribilin Estas muy sexy amor.
26 Nov. 2019 (hace 92 días)
Comentar
mildrey22
24 Mar. 2016 (hace 1,434 días)
Me gusta
y a 1 usuario más
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22
22 Mar. 2016 (hace 1,436 días)
La infancia es posiblemente la etapa más linda de la vida de un ser humano, lástima que dura tan poco y la recuerdas a medias. ¿Eres un adulto aburrido, gris y cansado? Entonces de seguro extrañas aquellos días en los que tu única preocupación era qué ibas a jugar cuando terminaras de almorzar o qué dibujos animados eran tus más favoritos. Así que prepárate para hacer un viaje a esas cosas que te encantaría volver a vivir y que definitivamente te hacían falta recordar.
1. Pasarte el día jugando sin tener que preocuparte de la hora
2. Hacer travesuras sin tener que dar explicaciones a nadie porque eso es lo que hacen los niños
3. Tener la facilidad de poder entrar prácticamente en todos lados
5. No necesitar dinero para vivir
6. No tener que levantarte temprano por la mañana
7. No tener que cocinar porque alguien se preocupaba de que comieras durante todo el día (gracias mamá)
8. En general, no saber lo que significaba tener responsabilidades
8. En general, no saber lo que significaba tener responsabilidades
10. Desnudarte en cualquier parte y que a todos les pareciera algo totalmente aceptable
10. Desnudarte en cualquier parte y que a todos les pareciera algo totalmente aceptable
11. Ser consentido por la gran mayoría de los adultos que te rodeaban
12. Tener un sentido de la moda que desafiaba cualquier tendencia y que te hacía sentir increíblemente bien
13. Cuando te quedabas dormido sin tener que poner ninguna alarma para despertarte al día siguiente

14. Cuando te quedabas dormido en el sillón y en la mañana descubrías que te habías tele-transportado a tu cama
15. Básicamente cada vez que te quedabas dormido, porque en ese tiempo de verdad lo disfrutabas
16. Que tu preocupación más grande fuera jamás quedarte sin ideas para jugar con tus amigos o hermanos

17. No cuestionar ninguna de tus decisiones, por muy ilógicas que fueran, porque siempre tenías la razón
18. Poder comer todo lo que quisieras sin pensar en tu peso
19. Ser completamente libre de poder expresar tus emociones
20. No tener la más mínima idea de lo que es la vergüenza
21. Y simplemente dedicarte a pasarlo bien, porque eso es lo más entretenido de ser un niño, ¡HAKUNA MATATA!
Me gusta
les gusta esto
 
Comentar
mildrey22
22 Mar. 2016 (hace 1,436 días)
Un día un sabio maestro recibió la visita de un joven que se dirigió a él para pedirle consejo:
? Vengo, maestro, porque me siento tan poca cosa que no tengo fuerzas para hacer nada. Me dicen que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar? ¿Qué puedo hacer para que me valoren más?
El maestro sin mirarlo, le dijo:
? Cuánto lo siento muchacho, no puedo ayudarte, debo resolver primero mi propio problema. Quizás después? y haciendo una pausa agregó: ? si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este problema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar.
? E? encantado, maestro? titubeó el joven, pero sintió que otra vez era desvalorizado y sus necesidades postergadas.
?Bien? asintió el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo pequeño y al dárselo al muchacho, agregó:
? Toma el caballo que está allá afuera y cabalga hasta el mercado. Debo vender este anillo porque tengo que pagar una deuda. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible, pero no aceptes menos de una moneda de oro. Ve y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas. El joven tomó el anillo y partió. Apenas llegó, empezó a ofrecer el anillo a los mercaderes, quienes lo miraban con algún interés.
Pero les bastaba el escuchar el precio del anillo; cuando el joven mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le daban vuelta la cara y solo un viejito fue tan amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era muy valiosa para entregarla a cambio de un anillo. Alguien le ofreció una moneda de plata y un cacharro de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.
¡Cuánto hubiera deseado el joven tener esa moneda de oro! Podría entonces habérsela entregado él mismo al maestro para liberarlo de su preocupación y recibir entonces su consejo y ayuda. Triste, subió a su caballo y volvió a donde el maestro se encontraba:
? Maestro -dijo- lo siento, no se puede conseguir lo que me pediste. Quizás pudiera obtener dos o tres monedas de plata, pero no creo que yo pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.
? Qué importante lo que has dicho, joven amigo ?contestó sonriente el maestro?. Debemos saber primero el verdadero valor del anillo. Vuelve a montar y vete al joyero. ¿Quién mejor que él para saberlo? Dile que quisieras vender el anillo y pregúntale cuanto te da por él. Pero no importa lo que ofrezca, no se lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo. El joven volvió a cabalgar.
El joyero examinó el anillo a la luz del candil con su lupa, lo pesó y luego le dijo:
? Dile al maestro, muchacho, que si lo quiere vender ya, no puedo darle más que 58 monedas de oro por su anillo.
? ¡58 MONEDAS! ? exclamó el joven.
? Sí, -replicó el joyero? yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de 70 monedas, pero no sé? si la venta es urgente?
El joven corrió emocionado a la casa del maestro a contarle lo sucedido.
? Siéntate ?dijo el maestro después de escucharlo? Tú eres como este anillo: Una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte verdaderamente un experto. ¿Qué haces por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?
Me gusta
le gusta esto
 
Comentar






Si te gustan las redes sociales
esta te encantará!!

Dale "me gusta" en Facebook!